Microrrelato: Idilio

No fue una casualidad que la encontrara en un momento íntimo. En el fondo de la sala, sobre una insulsa pared de color salmón, se abría una ventana con los marcos bañados en oro hacia una realidad maravillosa. Qué goce experimentó al contemplar semejante hermosura. La piel blanca irradiaba luz. Su gesto dormido desprendía ternura.…