old-open-book-of-william-shakespeare-hamlet-aw4w2k.jpg

“Vamos a ensayar para la obra de teatro”, eso había dicho. Lo recordaba muy bien. Podría tener muchos defectos pero la memoria no era uno de ellos. Incluso tenía en la mente la vívida imagen de sus labios arrugados, mal pintados de rojo, abriéndose perezosamente para articular esas palabras de manera lacónica. Sabía que Lucrecia no era de fiar aunque semejante plantón jamás se lo hubiera imaginado…

Dos horas, dos horas de reloj llevaba esperando sentado en una de las mohosas butacas de la primera fila. El escenario estaba iluminado por una luz cetrina desviada ligeramente hacia el lado derecho, parecía que le daba vergüenza iluminar el sitio que le corresponde al actor principal.

¡Pero qué actor ni qué actriz! Si estaba solo, completamente solo…

Con tal de encontrar una explicación, hizo un repaso mental a la posible agenda de sus compañeros para aquel domingo por la tarde. Imaginaba a Roberto yendo a ver el partido de la Champions al bar, a Alfonso intentando echarse la siesta en el sofá a pesar del escándalo que estarían armando sus cuatro hijos, Lola seguro que tenía planeada una quedada con amigos o alguna cita con un nuevo ligue y Lucrecia… ¡Lucrecia estaría haciéndose la tonta! Los demás ya habían dicho que no podrían asistir al ensayo extracurricular debido a ciertos compromisos que sonaban más a pretextos que a verdades.

Dos horas y media. Ya hacía un rato que el guardia del centro cívico se había pasado a inspeccionar el panorama por tercera vez y constatar que nada había cambiado. El mismo hombre enclenque continuaba sentado en el mismo sitio, afanado a su reloj de muñeca que contemplaba con cara de pocos amigos. Así transcurrieron varios minutos durante los cuales, la quietud de la sala contrastaba con la agitación mental del hombre al que habían dejado plantado, quien buscaba razones aquí y allá que pudieran justificar tal olvido tan sospechosamente coordinado.

Cuando dieron las siete ya no pudo más y se levantó dispuesto a ensayar por su cuenta. “La obra no se va a quedar sin representar” se dijo a sí mismo. Sacó de su mochila el guión arrugado, se quitó por fin la gabardina y subió al escenario resuelto y con elegancia, dispuesto a interpretar cuantos papeles fueran necesarios. Además de representar a Horacio quien era su personaje en la obra, también hizo de Hamlet, Ofelia, Polonio, Laertes, Claudio, Fortimbrás y otros personajes incluyendo los secundarios.

Cambiaba el registro de voz, la expresión facial y hasta sus gestos, se movía de un lado a otro del escenario y recitaba cada frase como si le fuera la vida en ello. Cualquiera que lo hubiera visto habría pensado que estaba ante un auténtico genio de la interpretación. Ni rastro quedaba ya del ceño fruncido y los labios crispados producto de la desesperación. Quien estaba en el escenario ante un centenar de butacas vacías era un hombre nuevo, capaz de encarnar a varios personajes a la vez sin necesidad de cambiar de apariencia.

Terminado el último acto, se acercó al centro del escenario donde la luz apenas alcanzaba a iluminarle, extendió los brazos y se inclinó para dar las gracias a su silencioso público. Permaneció así unos segundos, contemplando las gotas de sudor que le caían de la frente e iban a parar al suelo, mientras en su cabeza imaginaba la sala llena de aplausos y vítores, el público levantado gritando en una ovación su nombre.

El guardia no entendió por qué aquel hombre salió de la sala con una amplia sonrisa dibujada en el rostro si nadie más había entrado allí. Los transeúntes miraron extrañados al señor de la gabardina verde cuyos pasos torpes iban acompañados de versos y metáforas que recitaba para sí. “Ser o no ser, esa es la cuestión

Pero él, ajeno a la sorpresa y estupefacción que causaba en aquellos que lo contemplaban, se sentía vivo. Se sentía realizado.

“All the world is a stage” William Shakespeare

Diana Fe ©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s